Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Enfermedad de Sever

La Enfermedad de Sever o apofisitis calcánea es la causa más común de dolor en el talón en niños. Aparece, por lo general, entre los 7 y los 13 años de edad siendo más frecuente en el género masculino y en especial en aquellos que realizan actividad deportiva, suele debutar de manera bilateral.

Se trata de una inflamación aguda del cartílago de crecimiento del talón, esta inflamación viene generada por la tensión soportada por el tendón de Aquiles y la fascia del pie, conocido este complejo como sistema aquíleo-calcáneo-plantar, que genera sobre la zona de crecimiento. Estas fuerzas tensiles repetitivas son las causantes del dolor e inflamación del talón. Es habitual que los niños que sufren la Enfermedad de Sever sean niños muy activos en el deporte, con actividades físicas que implican carreras o saltos repetitivos.

Cierto es que hay factores que pueden agravar el desarrollo de esta inflamación, entre ellos destacan la hiperactividad, el calzado inadecuado para la actividad realizada, el sobrepeso, omisión de un buen estiramiento previo y posterior a la práctica deportiva, alteraciones estructurales en el pie, como puede ser un pie plano, o retracciones musculares.

En cuanto a la sintomatología, se puede decir que es creciente gradualmente. En una primera fase inicial el niño referirá dolor tras la práctica deportiva que remitirá fácilmente con el reposo. Seguidamente los síntomas irán aumentando, se percibirá modificación de la marcha e incluso cojera, pudiendo el niño llegar a caminar de puntillas para evitar que el talón toque con el suelo. Referirá dolor a palpación en la zona posterior de talón e inferior del tendón de Aquiles.

En el tratamiento de fases agudas se debe comenzar por el reposo de la práctica deportiva, crioterapia local y en ocasiones, complementación con terapia inflamatoria sistemática. Se debe valorar la colocación de una talonera que nos permita acortar el tendón y aliviar las fuerzas tensiles que hacen que se exacerbe la enfermedad.

Al margen del tratamiento, también se debe llegar a la búsqueda del factor causal por la que se produce ese aumento de la tensión en el sistema aquíleo-calcáneo-plantar. Para ello es esencial la realización de un estudio de la marcha , para determinar si el paciente está realizando algún gesto en la pisada o en el gesto deportivo que cause la Enfermedad de Sever. En el caso de encontrar causa directa derivada de la marcha, se debe colcar una plantilla ortopodológica personalizada para tratar de corregir las cargas y descargar la zona, evitando la repetición del cuadro inflamatorio, continuando con normalidad su actividad deportiva en un periodo corto de tiempo.

Cuando la evolución es tórpida, es aconsejable la realización de una radiografía para determinar el estado del núcleo de crecimiento óseo.

Hay que priorizar la desinflamación de la estructura para no tener que llegar a abandonar el deporte, para ello se debe instaurar el tratamiento lo antes posible.

 

 

Contacta con nosotros

¿Tienes alguna consulta? Cubre nuestro formulario y te contestaremos lo antes posible