Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Exóstosis subungueal

La exostosis subungueal es una proliferación osteocartilaginosa de carácter benigno de crecimiento lento, esto es una neoformación del hueso. Se localiza en la zona dorsal de la falange distal de un dedo, siendo el primer dedo el más frecuentemente afectado.

Esta afección puede causar dolor por sí misma en el lecho subungueal, región inferior a la uña, y provocar síntomas propios. También puede ser concomitante a la onicocriptosis o uña incarnada, e incluso, en muchas ocasiones, suele ser la causa de que se produzca la uña incarnada. 

La causa de su aparición es que las células óseas han sido irritadas por traumatismos o infecciones de repetición. Dichos microtraumatismos o microgolpes repetitivos, en muchas ocasiones están provocados por la posición en hiperextensión del primer dedo del pie, bien sea por retracciones tendinosas o por alteraciones estructurales ya instauradas. Debido a esta posición, aumenta la presión sobre la uña, llegando a ocasionar lesiones ulcerosas bajo ella .

La edad más común de aparición, es entre los 20 y 30 años, siendo más habitual en las mujeres

Las características clínicas más habituales son:

  • La desadherencia y deformidad de la uña elevándose sobre el lecho.
  • Dolor en la zona superior de la uña a la presión.
  • Y, en ocasiones,  la uña incarnada.

Para hacer un diagnóstico de presunción se puede realizar mediante ecografía, pero la prueba donde se puede establecer de forma fehaciente las dimensiones de la exóstosis es la radiografía convencional. Cabe destacar que la exóstosis está recubierta de tejido fibrocartilaginoso, por tanto, la dimensión que se ve en la radiografía siempre va a ser menor a la protuberancia que hay realmente. 
Radiológicamente se observa una forma de pico, con crecimiento dorsal y excéntrico al hueso, centrado respecto al eje y teniendo muy baja posibilidad de malignizar. 

Se debe hacer diferenciación de la exóstosis subungueal con otras lesiones óseas que se generan también en la falange distal del primer dedo en la zona subugueal, tanto de carácter benigno como maligno. Dentro de las posibles patologías con clínicas similares, la más frecuente es el osteocondroma, afección benigna donde también se produce una neoformación ósea pero siendo su morfología diferente a la exóstosis. 

Su tratamiento único resolutivo definitivo es la cirugía. Se trata de una cirugía ambulatoria, donde por una incisión de 1 mm se extrae la masa ósea formada. Es esencial no dejar que la deformidad avance en exceso si queremos que la uña no se vea afectada definitivamente, por tanto, ante la presencia de síntomas se debe acudir al podóloga para descartar o confirmar la patología, y en su caso, establecer el tratamiento más adecuado. 

Contacta con nosotros

¿Tienes alguna consulta? Cubre nuestro formulario y te contestaremos lo antes posible