Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Esguinces

Un esguince es una lesión de los ligamentos que unen una articulación. Los ligamentos  son fibras densas de tejido conectivo especializado fuertes y flexibles sin capacidad de contracción, que unen y estabilizan los huesos y que permiten el movimiento, pero lo limitan, evitando que la articulación se mueva en exceso. Según el ligamento al que nos refiramos varían entamaño, forma, orientación y localización. Las fibras están compuestas de colágeno tipo I en 85%.

Cuando estos mediante un movimiento se estiran demasiado o presentan ruptura, la articulación duele y se inflama, generando un cambio drástico en la estructura y fisiología que se dividen en tres
grados.

  • En el grado I se produce una elongación del ligamento con microrrupturas, genera dolor local y edema mínimo sin inestabilidad demostrable.
  • El grado II representa una ruptura parcial, la lesión es más importante, cursa con edema moderado, hemorragia con ruptura parcial o incompleta que repercute en la función del ligamento y que se traduce en inestabilidad.
  • Mientras que en el grado III la ruptura es completa, se pierde la integridad del ligamento, hay
    edema y dolor.

Es esencial acudir al podólogo de inmediato. Se debe determinar con precisión el grado de afectación ligamentosa, mediante la clínica y mediante pruebas ecográficas. En función de la afectación y lesión producida se establecerá un plan determinado de tratamiento. Mientras tanto, se deben seguir las siguientes normal, denominadas RICE:

  • Reposo total durante las 24 primeras horas, es el podólogo quien debe determinar cuando se puede comenzar a realizar carga en el pie afectado.
  • Ice, frío local durante 3-4 veces al día en periodos de 20 minutos siempre de manera indirecta, esto es, interponiendo entre piel y hielo o almohadilla de gel un tejido, como una toalla o tela.
  • Compresión, se deben realizar vendajes funcionales y/o compresivos, con el fin de evitar la edematización y movimiento. Debe ser realizado por un profesional para que su efecto sea el deseado.
  • Elevación, destinada a favorecer el drenaje de la lesión.

En el esguince grados I y II el proceso de reparación ante un desgarro de las fibras inicia al formarse un coágulo, el cual es reabsorbido y remplazado por una matriz celular, de la tercera a la sexta semana se inicia la cicatrización donde predominan fibroblastos e incrementa la colagenización. Al principio el tejido es desorganizado, con el tiempo las fibras se reorganizan y vuelven a su configuración paralela. Desde la podología se puede lograr la aceleración de la regeneración y cicatrización, infiltrando la sustancia de la que están compuestas los ligamentos, esto es el colágeno. Una infiltración de colágeno intralesional estimulando la reorganización del tejido actuando de manera que vuelvan a organizarse las fibras en disposición paralela logrando la cicatrización.

Contacta con nosotros

¿Tienes alguna consulta? Cubre nuestro formulario y te contestaremos lo antes posible