Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Juanete de sastre

El juanete de sastre es una patología similar al juanete convencional, se produce una protuberancia y desviación afectando al 5º dedo y metatarsiano. La posición que se adquiere con esta patología es una desviación hacia lateral del quinto metatarsiano y una desviación hacia el interior del 5º dedo. Los juanetes de sastre no son tan comunes como los juanetes corrientes, que aparecen en la el primer dedo, pero tienen síntomas y causas similares.

Se le ha denominado como juanete de sastre porque los sastres, en el pasado, se sentaban con las piernas cruzadas con la cara externa del pie rozando el suelo, haciendo que la fricción constante generara la protuberancia dolorosa en la base del dedo.

Los signos y síntomas habituales cuando la patología se ha instaurado son una desviación articular, donde el dedo se desvía hacia la parte interna del pie y el metatarsiano hacia la parte externa, uña deformada por el posicionamiento patológico del dedo y callosidades dolorosas bajo la cabeza metatarsal o sobre el quinto dedo en su parte lateral.

Son varias las causas que pueden llegar a producir la deformidad, entre las cuales destacan el un biomecánica o marcha alterada, bien siendo heredada o no, la fricción con zapatos de punta estrecha que comprime los metatarsianos y dedos y los zapatos de tacón o determinadas morfologías de pies como pies planos.

Una vez la patología ya se ha establecido, los síntomas suelen ser agravados con el uso de zapatos estrechos o botas de seguridad, ya que causan fricción en la protuberancia formada.  constantes.

Tratamiento

Como se ha explicado con anterioridad, la mala pisada es uno de los factores predictivos del desarrollo de juanete de sastre. Por tanto, es esencial y básico prevenir, o en caso de que ya se haya producido el juanete, ralentizar o frenar su desarrollo, así como disminuir el síntoma doloroso. La colocación de un dispositivo ortésico, como es el caso de unas plantillas personalizadas, va a generar una redistribución  de las cargas del pie, haciendo que no sea el quinto dedo el sobrecargado y evite o limite las posiciones indeseadas que propician la evolución de la patología.

Cuando un paciente tiene herencia familiar de juanete de sastre se debe realizar un estudio de la pisada para poder instaurar un tratamiento precoz y evitar la instauración de la patología.

Una vez el síntoma doloroso no es posible eliminarlo o la protuberancia genera incomodidad por la fricción continua el tratamiento indicado para solucionar definitivamente la patología es la cirugía, pudiendo realizarse mediante cirugía abierta convencional como por cirugía MIS o de mínima incisión, mediante la cual se consigue la corrección total con varias incisiones de entre 1-2 mm, preservando íntegramente todas las estructuras del aparato neurovascular (nervios, venas y arterias). La técnica debe ser determinada por el podólogo que realice la intervención en concomitancia con el paciente y dependerá del tipo de paciente y del grado de deformidad.