Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Infiltraciones

Cuando hablamos de infiltración hablamos del acto dirigido a administrar una sustancia mediante una punción en un lugar determinado. Por tanto, las características, beneficios o prejuicios, van a depender del tipo de sustancia infiltrada.

Las infiltraciones permiten la aplicación de un tratamiento a nivel local. Actúan directamente en el tejido que queremos tratar, logrando un resultado más rápido y duradero, evitando todos los efectos secundarios de los medicamentos administrados por vía oral o intramuscular. 

Las infiltraciones están destinadas a acelerar procesos regenerativos, como es el caso de los esguinces; a tratar el dolor, la inflamación, como en las tendinitis o fascitis plantar, e incluso a liberar tejidos que generan compresiones nerviosas, como por ejemplo, en el Neuroma de Morton.

Para pautar la indicación de infiltración en MG Clínica do pé nos ayudamos de un equipo ecográfico destinado a la examinación de las estructuras musculotendinosas del pie. Una vez se haya determinado un diagnóstico se decidirá, en caso de indicación, qué tipo de infiltración se administrará. 

¿Qué tipos de infiltraciones administramos?

– Corticoides. Las inyecciones de corticoide están destinadas a a aliviar el dolor y la inflamación a nivel local. Actualmente, estas infiltraciones se están administrando de manera más restrictiva que antaño, donde su aplicación indiscriminada. Cada región se puede infiltrar con esta sustancia 3 veces al año. Siempre que se haga en las dosis establecidas no presentan efectos locales secundarios. Cuando la indicación, la dosis y el lugar de administración no es correcto, es cuando tienen lugar los efectos locales como la debilidad y la rotura tendinosa, la pérdida de tejido graso debajo de la piel, o la porosis ósea. Por tanto, si la indicación es adecuada, sus efectos beneficiosos son altos y efectivos.

Colágeno. Destinado a regenerar estructuras dañadas y al tratamiento de patologías dolorosas que afectan al sistema músculo-esquelético. El colágeno es una proteína esencial del cuerpo humano. Los tratamientos de colágeno tienen una función estructural: sustituyen, refuerzan, protegen y construyen la estructura histológica de las fibras de colágeno presentes en los cartílagos, tendones, ligamentos y cápsulas articulares, proporcionando soporte mecánico al área implicada, acelerando su curación y/o cicatrización.

La aplicación se realiza en una o varias sesiones siendo prácticamente indolora, pudiendo retornar a la vida normal en el mismo día.

 

Contacta con nosotros

¿Tienes alguna consulta? Cubre nuestro formulario y te contestaremos lo antes posible