Avda da Coruña, 46 - bajo, CERCEDA
681 392 505 / 981 68 51 80
info@mgclinicadope.es

Seno del tarso

El Síndrome del Seno del tarso se define como la presencia de dolor y sensación de inestabilidad persistentes en la cara lateral del talón, tras un antecedente traumático con inversión del pie en la mayoría de casos. Muchos pacientes acuden a consulta con el diagnóstico erróneo de «esguince crónico de tobillo».
El seno del tarso tiene una estructura cónica de base lateral situada anterior al maléolo peroneal. En su interior alberga tejido graso o adiposo y ligamentos  que se encargan de la estabilidad del tobillo y de los huesos del tarso, desempeñando un importante papel en los mecanismos de propiocepción del pie durante el ciclo de la marcha.
En cuanto a la sintomatología, los pacientes refieren dolor de carácter difuso en la cara lateral del tobillo y parte posterior del pie, que se localiza con mayor precisión a punta de dedo en la abertura del seno del tarso. Se trata de un dolor mecánico, por tanto se presenta y aumenta con el movimiento, llegando a incapacitar para la realización de actividades deportivas o incluso de una simple marcha prolongada.
También es habitual que los pacientes refieran sensación de inestabilidad de tobillo e inseguridad al caminar, dificultando la marcha, especialmente en terrenos irregulares o planos inclinados.

Diagnóstico

En cuanto al diagnóstico, la clínica será clave para establecerlo, son signos muy específicos que deben ser verificados con tests clínicos. También es de gran ayuda la radiología simple de pie y tobillo en carga, donde, en muchos casos, puede no reflejar grandes alteraciones pero en otros mostrará posibles signos degenerativos incipientes u osteofitos que pueden ser el signo de una inestabilidad crónica subyacente. La realización de una ecografía permite observar si el tejido inflamatorio o fribroso a desplazado el tejido adiposo hacia el exterior inflamatorios. Pero sin lugar a dudas, un prueba diagnóstica fehaciente es la infiltración de anestésico local en el seno del tarso, si el dolor cede tras la infiltración, se puede confirmar que se está ante un Síndrome del Seno del Tarso. En una escala diagnóstica, de no ser suficientes las pruebas anteriormente descritas, será indicado la realización de una RMN.

Tratamiento

El tratamiento debe ser enfocado a tratar el agente causal del seno del tarso, optando siempre primero por técnicas conservadoras, aunque por norma general suele casi siempre concluirse en:

  • Infiltración de colágeno o corticoides para lograr la desinflamación mientras se realiza una plantilla personalizada ortopodológica que contenga la biomecánica lesiva que está causando el desarrollo del síndrome.

Contacta con nosotros

¿Tienes alguna consulta? Cubre nuestro formulario y te contestaremos lo antes posible